Despido por causas objetivas en la legislación española

El despido por causas objetivas, es un tipo de despido que como su nombre nos indica existen unas causas, en las cuales se justifican el despido, las llamadas causas objetivas.

Concepto de despido por causas objetivas.

Es la extinción de la relación laboral entre el empresario y el empleado, debido a que se producen unas causas que justifican el despido:

  1. Ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida después de la contratación por parte de la empresa.

  2. Falta de adaptación del trabajador a las innovaciones técnicas de la empresa en su puesto de trabajo.

  3. Necesidad justificada de la empresa de reducir puestos de trabajo por causas: económicas, técnicas, organizativas o de producción.

  4. Ausencia del trabajador en su puesto de trabajo, aunque se justifiquen de forma intermitente.

  5. Si se trata de contrato por tiempo indefinido con la Administración Pública o con entidades sin ánimo de lucro, por la insuficiencia de la correspondiente consignación económica para mantener el puesto de trabajo.

Estos son los casos que permiten al empresario despedirte por causas objetivas, si eres un trabajador por cuenta ajena. El procedimiento es que cuando se te despide te entregan un documento que se llama “carta de despido”, en la cual podrás leer los motivos. En este tipo de despido te pondrá que es por causas objetivas y te explicará cual es tu caso concreto.

Además de la carta de despido te entregan la correspondiente indemnización.

En el caso que no estés de acuerdo con el despido puedes reclamar para que el despido se declare improcedente o nulo, pero el único que puede declararlo es el Juez de lo Social.

¿Cual es el proceso si no estoy de acuerdo con el despido?

Lo primero que tienes que hacer cuando firmas el despido, si en tu caso no estás de acuerdo tienes que escribir: “No conforme” en el lugar dónde corresponde tu firma. Después tienes que reclamar, primero en la mediación y después en el juzgado de lo social.

Una cosa muy importante es que cuando no estés de acuerdo con el despido, o con la indemnización por despido, lo primero que tienes que hacer es intentar llegar a un acuerdo con el empresario. A través de la conciliación laboral (mediación), en el caso que no llegues a un acuerdo solo tienes la vía judicial como última opción. Y el Juez de lo social será el que determinará si tu despido lo declara improcedente o nulo.

Te remito a este artículo del blog Juristt donde te expongo las vías que tienen a tu disposición para reclamar al empresario si no estás de acuerdo con tu despido:

El despido y los tipos de despidos laborales

Espero que te haya ayudado con este artículo sobre el despido por causas objetivas.

Copyright © Fernando García Salas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*